Alimentación en el niño preescolar

Los niños en edad preescolar son todos aquellos que tienen entre 3 a 5 años de vida. En esta etapa el niño ya cuenta con la madurez de todos los órganos y sistemas que intervienen en la digestión, absorción y metabolismo de nutrientes. Por ello, ya son capaces de aceptar todos los alimentos que nos ofrece la naturaleza.

comiendo-fruta2

Es importante saber que existe una desaceleración del crecimiento. El preescolar crece en talla entre 6 a   8cm y de peso entre 2 a 3kg por año. Por eso, puede que tengan poco apetito y poco interés en la comida. Debemos recordar que los niños tienen la capacidad de regular su aporte alimentario según sus necesidades nutritivas. Los padres deben de decirle al niño qué, donde y cuando comer y el niño decide cuanto comer.

 

02Los objetivos de la alimentación del niño en edad preescolar son asegurar un crecimiento y desarrollo adecuados, teniendo en cuenta su actividad física y promover hábitos alimentarios saludables para prevenir enfermedades nutricionales a corto y largo plazo. Una dieta equilibrada evitara enfermedades desde anemia e infecciones hasta obesidad y problemas metabólicos.

Aquí el papel de los padres como la influencia de los educadores, de otros niños y de los Exploring_We_Will_Gocomedores escolares, van a tener un rol decisivo en la adquisición de hábitos de alimentación saludables. Sin embargo, son los padres los que siempre serán un ejemplo para sus hijos. Los niños aprenden mediante la observación e imitación, así que, si los padres se ejercitan con frecuencia, se alimentan sanamente, sus hijos harán lo mismo.

10 recomendaciones nutricionales para los niños en edad preescolar
  1. Realizar cinco comidas al día [desayuno, media mañana (lonchera escolar), almuerzo, media tarde y cena] y servir las porciones adecuadas según su edad.
  2. Hacer un buen desayuno: levantar al niño con tiempo suficiente para que pueda desayunar tranquilo. Todo desayuno debe incluir: lácteos, proteína, con o sin grasa dependiendo de la proteína ofrecida, cereales y fruta.
  3. Elegir alimentos vegetales, hortalizas, frutas, cereales, menestras, frutos secos y semillas.
  4. Estimular la ingesta de entre 5 frutas y verduras al día. (Ej. Una fruta en la media mañana, una ensalada de 2 verduras en el almuerzo, una fruta en la media tarde y una verdura con la cena)
  5. Utilizar lo menos posible grasa de origen animal. Disminuir la ingesta de alimentos fritos y, si se usan, freírlos en aceite puro nuevo, una vez utilizado desechar. Usar aceite de oliva como aderezo a las ensaladas.
  6. Asegurar una ingesta láctea diaria (500ml/día) entre leche, yogurt y queso. A partir de los 2 años se pueden consumir lácteos semidescremados y a partir de los 5 años lácteos descremados.
  7. Ingerir carnes bajas en grasas (quitar la piel de las aves y la grasa visible), carnes rojas (son más ricas en hierro y vitamina B12), pescado (ricos en omega 3 como salmón, atún, pejerrey, sardina).
  8. Ofrecer menestras por lo menos 3 veces por semana.
  9. Disminuir el consumo de sal y utilizar siempre sal yodada.
  10. Estimular el consumo de agua en lugar de bebidas azucaradas (gaseosas, jugos de caja, etc)
10 recomendaciones para promover hábitos saludables en los niños en edad preescolar
  1. Realizar 60 minutos de ejercicio diario al aire libre siempre que sea posible.
  2. Evitar la presencia de televisores en la habitación del niño y su uso debe de ser de máximo de 2 horas al día.
  3. No premiar, sobornar o recompensar a los niños con dulces, caramelos u otros típicos restaurantes de comidas rápidas.
  4. Si su hijo almuerza en el comedor del colegio, complementar la cena.
  5. Cuidar que el ambiente que rodea la comida sea agradable, un lugar donde se pueda hablar y relacionarse.
  6. Si no quiere comer, no enfadarse y, tras un tiempo prudente (30 minutos) retirar el plato y no ofrecer nada hasta la siguiente comida.
  7. Estimularles a colaborar en poner la mesa, en participar en la elaboración de los alimentos y hasta en las compras de supermercado.
  8. No permitir el juego ni ver la televisión mientras come.
  9. Tener en cuenta las preferencias y aversiones del niño sobre los distintos alimentos. Los alimentos deben presentarse en forma atractiva y variada, teniendo en cuanta los gustos de los niños.
  10. Comer en familia siempre que se pueda.

 

 Seamos un ejemplo para nuestros hijos y enseñémosles a tener un estilo de vida saludable.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s